Fecha : 2017-04-11 17:09:02

Cinco hábitos nocivos que reducen la vida de tu vehículo

Las novatadas que se cometen con un automóvil mientras se aprende a conducir, no distan mucho de las mañas arraigadas en la manera de pilotar del día a día. En elmejorseguro.co te traemos algunos consejos para que corrijas esos malos hábitos y prolongues la vida útil de tu vehículo y sus componentes. Ten en cuenta que el mal uso por ignorancia (porque así te enseñaron), no te excusa de ocasionar graves y onerosos daños a tu vehículo.

1. Retrasar el mantenimiento
Este es uno de los malos hábitos más frecuentes, (sobre todo en los conductores jóvenes). La revisión periódica del motor del choche varía según el fabricante, pero es imprescindible realizarla, esta debe incluir el cambio de aceite, de los filtros y de los líquidos, así como una revisión de la presión de los neumáticos para prolongar su vida útil. Estas revisiones suelen ser mucho más económicas que reparar o cambiar por completo el motor del coche, ya que previenen posibles daños a futuro
Sí eres de los que no cree relevante el cambio de aceite te mostramos lo que le ocurrió al motor de este Audi TT al que su propietario no le cambió el aceite por 135.000 kms.

Motor de Audi TT 135.000 km sin cambio de aceite

Imagen: www.diariomotor.com

 

2. Conducir con la mano sobre la palanca de cambios

Es otro de los hábitos más nocivos más comunes en los conductores de vehículos con transmisión manual. Si eres de los que suele apoyar o descansar la mano sobre la palanca de cambios, ten presente que esta no está diseñada para ser descansadero de tus manos o apoya brazos, todo lo contrario, recibir esa presión o ese peso constante a la larga produce desajuste, holguras en los mecanismos internos de la transmisión e imprecisiones en los engranajes de las relaciones de cambios. Para evitar un desgaste prematuro en el sistema de la caja de cambios trata de usar la palanca de cambios solamente cuando debas cambiar de marcha.

 

Mano sobre la palanca de camnios

Imagen: www.autonocion.com

 

3. Rodar con la presión baja en las ruedas

¿Qué sería de un vehículo sin sus ruedas?, estas son parte de los elementos vitales de un vehículo; tal vez porque sin ellas la palabra automóvil carecería de sentido. Su función, ya sea sostener la casi tonelada que pesa todo el armazón, o su tarea primaria, que el vehículo ruede. Los neumáticos también requieren de supervisión y cuidado por parte del conductor, rodar el vehículo sin tener en cuenta la presión adecuada puede deteriorar y agotar rápidamente la vida de tus ruedas. Una presión alta, hará que se desgaste el interior de la banda de rodadura, una rueda con poca presión tendrá el desgaste en los extremos.

 

Midiendo presión en la rueda

Imagen: www.motorafondo.net

 

Una rueda estropeada se traduce en perdida de resistencia a reventarse, deformaciones, vibraciones en el volante. Debido al daño en la dirección y en el equilibrado de los neumáticos también pueden resultar averiados los rodamientos. Lo mejor es que al menos una vez al mes revises la presión de tus ruedas.

Ejemplo de presiones en los neumáticos

Imagen: www.socoser.co.bo

 

4. No prestar atención a las alertas del tablero

El tablero de tu automóvil hace mucho más que solo indicarte la velocidad a la que ruedas y la cantidad de combustible que tienes en el tanque, también te muestra luces indicadoras a las que deberías poner atención; podrías advertirte de una falla inminente. Hay dos tipos de luces indicadoras: las deadvertencia (de color rojo), y las luces indicadoras de fallas (de color ámbar). Las luces de advertencia pueden apareder de repente en el tablero mientras conduces y debes prestar atención en especial si se enciende la ‘Check Engine‘.

 

Indicadores en el tablero del carro

Imagen: www.autocasion.com

 

Dependiendo del vehículo, la computadora del vehículo puede mostrar en el tablero las siguientes luces:

Alerta de temperatura: Indica que la temperatura del auto alta y y hay riesgo de sobrecalentamiento del motor. Si se enciende es importante detener el auto y esperar a que baje la temperatura.

Indicador de temperatura de liquidos

Alerta de combustible: Indica que el nivel de combustible de tu vehículo está muy bajo y que debes reabastecer.

Indicador de alerta de combustible

Alerta de aceite: Esta alerta se activa cuando se detectan problemas con la presión del aceite del motor.

Indicador de aceite

Indicador de batería: Se activa cuando la computadora detecta problemas de carga en la batería.

Indicador de batería

Check Engine: Cuando este indicador se enciende quiere decir que la computadora ha diagnosticado una alerta de mal funcionamiento del motor y que requiere atención inmediata. Si estás conduciendo es preferible que detengas el coche y llames a tu mecánico. Si te es imposible detenerlo, reduce la marcha y acércate al taller más cercano.

Indicador de check engine

Airbag frontal: Si este indicador se enciende de forma permanente quiere decir que hay un problema con la airbag del lado del conductor y requiere atención.

Indicador de airbag

Si quieres conocer más sobre las alertas en el tablero de tu automóvil, haz clic aquí.

 

5. Andar el vehículo con el tanque abusando de la reserva

Rodar “con el mero olor de la gasolina”, es una hazaña cuando no medimos la cantidad de combustible antes de salir y nos quedamos con las últimas gotas en el tanque. Pero ¡cuidado!, puede salirte costoso conducir el vehículo en estas condiciones. En el fondo del tanque se alojan las impurezas que se derivan del combustible; conducir con un muy bajo nivel de combustible causa que esa suciedad sea absorbida por el sistema de admisión y tapone los inyectores. Lo recomendable es que hagas el repostaje de combustible cuando te quede más o menos un cuarto del tanque.

 

Tablero con indicador de combustible bajo

Imagen: www.jorlan.com

 

Te recomendamos revisar periódicamente los componentes de tu automóvil para que puedas cuidar tu inversión y puedas conducir tranquilo.